Rafael Carrascal se quedaría sin jugar este semestre

335
El jugador sucreño debe resolver el conflicto que tiene con el Tolima para poder jugar con América.

El jugador sucreño Rafael Carrascal no actuaría este semestre en el fútbol profesional colombiano por el problema que tiene con Gabriel Camargo, presidente del Deportes Tolima, quien no ha aceptado que el jugador se desvincule del club, a pesar de que renunció.

El volante toluviejano pasó su renuncia al club tolimense el mes pasado porque a pesar de que le restaba año y medio de contrato. Se conoció que no llegó a un acuerdo económico con el presidente y ese fue lo que lo motivó a renunciar.

Debido a su renuncia, el presidente del América de Cali, Tulio Gómez, lo contrató para que jugara con el equipo escarlata con contrato firmado, pero Camargo lo ha estado inscribiendo en la planilla de los partidos del Tolima, lo que lo inhabilita para jugar en cualquier otro equipo de Colombia.

Se conoció que este caso se trató en la Asamblea de la Dimayor que se realizó este jueves  y Acolfutpro, Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales, denunció que se estaría instando al América para que le cancele el contrato el mediocampista.

El director ejecutivo de Acolfutpro, Carlos González Puche en una publicación con el periódico El Tiempo critica fuertemente la actitud de los directivos del fútbol colombiano con relación al conflicto de Carrasca.

En la publicación González Puche manifiesta que Carrascal ya había sido notificado por los directivos del América de Cali, de que había sido habilitado para jugar mientras se resolvía su caso. Sin embargo, en la asamblea de clubes que se realizó este jueves en la sede deportiva de la Federación Colombiana de Fútbol, un grupo de directivos habría persuadido al máximo accionista del América, Tulio Gómez, para retirar la inscripción del jugador. 

“En el caso de Carrascal, se vulneró el derecho al trabajo, si no lo habilitan para actuar. En ese caso, sería vetado unánimemente por la Dimayor”, aseguró González Puche, y agregó que la asamblea de clubes no es el escenario para discutir esos casos, sino la comisión del estatuto del jugador.

El miércoles, la comisión disciplinaria del campeonato aceptó la demanda de Rionegro Águilas, que reclama los puntos del partido frente al Tolima por la inscripción en planilla de Carrascal, quien no tenía contrato y ni siquiera estaba en la ciudad en la que se disputó el encuentro, pero lo sucedido en la asamblea podría cambiar todo el panorama.

“Con esta decisión queda claro que las comisiones no tienen ningún tipo de autonomía, porque las decisiones se están tomando en la asamblea. Entonces, que no sigan armando comisiones en las que están magistrados y en la que, incluso, está la propia Ministra de Justicia, Margarita Cabello. Los que hacen parte de esas comisiones son unos payasos que se prestan para mantener un circo que es el fútbol colombiano, para darle una legitimidad e independencia que no tiene”, señaló el director ejecutivo de la agremiación.

González Puche explicó que la forma en la que, reglamentariamente, debería resolverse el conflicto entre Tolima y América. 

“En Colombia las cláusulas de rescisión son ilegales y la Fifa en su regulación respeta las leyes de cada país. Tampoco existen, por ejemplo, en Chile, en Inglaterra”, dijo. “Nadie está diciendo que el jugador se vaya impune. El estatuto del jugador establece unos factores objetivos para valorar lo que corresponde: primero, el valor del convenio deportivo. Y segundo, el valor de su contrato y el tiempo que le queda por cumplir”, agregó. 

“En el caso de Carrascal, el cálculo de ambos factores da alrededor de 860 millones de pesos, pero el señor (Gabriel) Camargo está pidiendo un millón y medio de dólares. Tuvo ofertas y no las aceptó. La legislación laboral es clara: ningún trabajador está obligado a quedarse donde no quiere estar. En el fútbol, como lo quieren manejar, es otra forma de esclavitud”, concluyó

 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí