La novela jurídica del Real Sincelejo parece estar en sus capítulos culminantes

405
El escenario habilitado para jugar futbol profesional en Sincelejo es el estadio Arturo Cumplido Sierra, pero necesita muchos arreglos. Está en pésimo estado. Foto de archivo.
Angeles

El 1 de julio se conocerá oficialmente si el club Real Sincelejo es afiliado o no a la clase B de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) y con ello vuelve la posibilidad del fútbol profesional a la capital sucreña, por lo menos en el papel.


Han pasado cinco años de una lucha jurídica de Juan Carlos Restrepo, padrastro del jugador James Rodríguez, quien adquirió la ficha del equipo.

surtigas 2

Esta vez, Restrepo busca que el 1 de julio la afiliación sea concretada y se garantice la participación en los torneos y competencias a que tenga derecho.

La novela jurídica va desde tutelas, el Tribunal Administrativo de Sucre, el Consejo Superior de la Judicatura y hasta la Corte Suprema de Justicia.

Después todo esto, al Ministerio del Deporte le ordenaron reconocer, en enero pasado, al club sincelejano, y así se dio.

También ordenaron a la Dimayor que lo afiliara, pero esta no lo ha hecho y el 1 de julio es la etapa culminante de este proceso. La reunión, programada para las 2:00 de la tarde, será mixta, pues tendrá participantes desde lo virtual y presencial, estos últimos en la sede de la Dimayor.

El más reciente fallo judicial, de segunda instancia, ordena que la ficha de la B de Real Sincelejo vuelva a su lugar de origen, es decir, Sincelejo.

De ser esto realidad, el fútbol sucreño tiene la posibilidad de que sus talentos logren realizarle en suelo mariscal y no tengan que irse.

Real Sincelejo fue fundado en 2002, pero fue vendido a un empresario pereirano en 2004 ante una honda crisis económica.

La justicia dirime la legalidad de la venta, de la que los críticos sostienen que faltó a requisitos como una reunión con socios para aprobar el negocio, pero de esta no hay evidencias.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí