La esposa del obrero muerto afirma que no lo habían afiliado a riesgos

297
Manuela Berrío junto con un sobrino llegaron a las instalaciones de Medicina Legal buscando una documentación que se les perdió.

Manuela Berrío Julio, esposa de Teófilo Silgado, quien falleció el jueves 10 de enero al caerle un alud de tierra cuando trabajaba en un cambio de acueducto y alcantarillado, afirmó que él no estaba afiliado a riesgos profesionales.

Los esposos, oriundos del municipio de San Onofre, fueron uno de los tantos sucreños que se marcharon a Venezuela, pero por la difícil situación del vecino país se regresaron.

Vivieron 27 años en Venezuela, y desde hace uno retornaron y se residenciaron en el barrio Altos del Rosario, de Sincelejo, junto con su hija menor.

«Él empezó a trabajar el domingo 6 y el lunes me comentó que se sentía asfixiado y que trabajaría hasta este sábado porque veía que había mucho riesgo», sostuvo Manuela.

Ella aseguró que él, de 55 años, había firmado un contrato, pero que no estaba afiliado a ningún tipo de entidad.

Manuela Berrío Julio.

Quienes contrataron a Silgado le pagaban 13 mil pesos por metro de excavación. En 2017 trabajó en lo mismo, pero, como no le pagaban bien, se retiró, agregó la mujer.

Silgado siempre trabajó en el sector de la agricultura, pero debido a la difícil situación le tocó en el sector de la construcción. De los cuatro hijos que tuvo con Manuela, dos se encuentran todavía en Venezuela y dos están en Sincelejo.

El sepelio será este sábado 12 en el Jardín Celestial Los Ángeles.

La versión de la Alcaldía

La Alcaldía de Sincelejo emitió un comunicado en el que señala que requerirá a la empresa contratista, Consorcio Pavimento Villa Mady S&A, representada por Ricardo Peralta, como al interventor Robert Pineda Perea, para que informen de manera detallada lo ocurrido.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí