Especial: El fracaso de los costosos puntos de información turística en Sucre

937
El punto de información turística en Sincelejo es un monumento al olvido en la Plaza de Majagual.

Un proyecto que generó muchas expectativas en Sucre y que fue muy publicitado por las alcaldías de los municipios beneficiarios es el de los puntos de información turística, unas casetas de cerca de dos metros por metro y medio, que funcionaron solo unos días y luego cerraron para siempre.

Fueron concebidos como un impulso al sector turístico de Sucre, pues la idea era que propios y visitantes recibieran información sobre los destinos de nuestro departamento (y del país) donde hay mucho por conocer y disfrutar.

Pero cinco años después de haber sido instalados, y como un auténtico monumento al olvido estatal, ninguno de estos puntos ofrece servicio alguno.

www.sucrenoticias.com visitó los tres puntos muertos de información turística con los que contó Sucre: el de Sincelejo, en la Plaza Cultural Majagual; el de Tolú, en el parque principal, y el de Coveñas, en el sector La Coquerita.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, responsable de este proyecto a través del Viceministerio de Turismo, respondió a un derecho de petición que le enviamos para consultar sobre el tema, y las respuestas hacen pensar que el proyecto jamás ha funcionado de forma efectiva.

Mucha plata y nulo servicio

Lo que sí fue un hecho es que esos tres puntos les costaron al bolsillo de los contribuyentes $90 millones, $45 millones cada uno (el de Sincelejo y el de Tolú).

La respuesta la recibimos de Diana Malagón Martínez, adscrita a la dirección de análisis sectorial y promoción del Viceministerio de Turismo.

Malagón informó que los puntos habían sido instalados en 2013, y para el caso de Sincelejo, la operación oficial empezó dos años después, mientras en el de Tolú la operación oficial comenzó en el 2016.

Es decir, el primero estuvo dos años cerrado después de construido, y el segundo, tres años.

Un punto sin doliente

Este es el punto de información en Coveñas. A la izquierda, Nicolasa Bello, vendedora de frutas y fritos.

En Sucre hay un tercer punto de información turística instalado: el de Coveñas, en el sector La Coquerita. La información que nos suministró el Viceministerio de Turismo no lo menciona. Tiene más o menos las mismas especificaciones del punto de Tolú y Sincelejo.

Ese tampoco funciona, aunque es el más conservado de los tres, tal vez porque es difícil que sea dañado, pues está en un sector de alta afluencia de público.

Nicolasa Bello, una vendedora nativa de fritos y frutas entrevistada por este medio, nos contó que ese punto no funciona.

«Sería bueno que funcionara porque llega mucho turista a preguntar cosas y nunca hay nadie ahí. Los vendedores somos los que hacemos de informadores», sostuvo. Como ella, otros nativos y turistas con los que dialogamos afirmaron lo mismo.

Este el punto que fue instalado en Tolú. Así se veía en marzo de 2014, poco después de su instalación.

Héctor Conde Rangel, vocero de los hoteleros del Golfo de Morrosquillo, coincide con Nicolasa en que el punto de Coveñas no funciona, como tampoco el de Tolú.

«Infortunadamente, desde los mandatarios, desde las alcaldías alcaldías, no les han dado importancia a estos puntos. Y, por lo general, de los 365 días del año, algunos permanecen cerrados 360 o todo el año», sostuvo.

Fontur, una entidad creada por ley para la promoción del turismo en Colombia, incluye información de los puntos de información turística de Sucre.

Del punto de Tolú, dice (ver foto) que fue retirado porque la población local lo deterioró y que en reemplazo del punto inicial instalado en el parque principal, serán instalados dos puntos como parte de un proyecto de ordenamiento de playas. El aliado es la Alcaldía de Tolú (ver enlace y pulsar sobre la pestaña «Sucre»).

En este espacio funcionó alguna vez el punto de información turística de Tolú.

Del de Sincelejo, dice que atiende de martes a viernes, de 2:00 a 7:00 de la noche en alianza con la Alcaldía de Sincelejo.

Los dos monumentos de la Plaza de Majagual

La Plaza Cultural Majagual de Sincelejo tiene más de un monumento a su lado: el de Pola Becté, la célebre bailadora de fandango, y el del inservible punto de información turística que colinda con la entrada al colegio Antonio Lenis.

En la alcaldía de Jairo Fernández Quessep, el noticiero Telenoticias, del Canal Doce, le preguntó a Sandra Howard Taylor, viceministra de Turismo, sobre los puntos de información turística y el nulo funcionamiento de estos.

La funcionaria respondió que tenía entendido que estaban funcionando. La pregunta no cayó bien en funcionarios de Fernández, que interrumpieron sutilmente la entrevista para no quedar mal ante la viceministra.

Lo cierto es que ese punto de Sincelejo es el más deteriorado de los tres en Sucre; está rayado con marcadores, partido y, por dentro, se ve cómo el tiempo y la intemperie han hecho de las suyas en él. También se observan folletos (o libros) llenos de polvo.

La funcionaria Malagón informó que el punto de Sincelejo «se va de retiro por cierre injustificado de actividades». En otras palabras, la Alcaldía, responsable de su operación, se desentendió de él.

«Estos puntos son manejados mediante convenio con el Fondo Nacional de Turismo, siguiendo los lineamientos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Los recursos provinieron de un proyecto macro de instalación de Puntos de Información (código del proyecto: DVT-1023-2012. Nombre del proyecto: Red Nacional de Puntos de Información Turística», explicó la funcionaria.

La operación de los puntos nació de la firma del Viceministerio de Turismo de un convenio de cooperación con las alcaldías municipales: la de Sincelejo, la de Tolú (y la de Coveñas, donde está el punto que el Viceministerio desconoce).

¿Quién responde por la pérdida?

Si de responsabilidades se trata, el Viceministerio y las alcaldías la tienen por igual. Esto nos respondió esa dependencia del Gobierno nacional:

«Los Puntos no tienen tiempo previsto de funcionamiento ya que la duración del presente convenio será de un (1) año contado a partir de su firma, prorrogable automáticamente por un término de tiempo similar al inicialmente pactado, si ninguna de las partes manifiesta su intención de darlo por terminado, con treinta (30) días de antelación».

La comunicación aclara que el convenio puede terminar en cualquier momento por cualquiera de las partes, que deberá avisar 30 días antes. Sea el Viceministerio a las alcaldías o estas al primero.

«Es lamentable porque, como no hay visión, no hay una política pública de turismo, no hay visión de turismo por parte del sector público y esa es la consecuencia por la cual estos puntos de información turística no tienen la relevancia y la importancia que deben tener», consideró Conde.

Mientras alguna de las partes pone manos a la obra, a los puntos seguirán llegando turistas a la espera de una información que nunca llegará.

Comentarios en Facebook

1 Comentario

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí