Jáider Antonio Huertas Barreto, alcalde del municipio de Chalán, recobró en las últimas horas la libertad, tras ser detenido el miércoles 19 de septiembre por el delito de peculado por apropiación en grado tentado.

El mandatario fue imputado por ese delito, que no aceptó haber cometido, y está oficialmente investigado.

Foto: Facebook.

El juez promiscuo municipal de Betulia le concedió la libertad, tras los argumentos de los dos abogados particulares que contrató.

Estos cuestionaron la idoneidad de un cheque de la Alcaldía de Chalán con el que el gobernante intentó, según la Fiscalía, pagar una millonaria deuda personal.

Álex Narváez y Jorge Lambiz, los defensores, explicaron que no era posible inferir la autoría o participación del alcalde porque, para que el cheque sea válido, se requiere la firma del alcalde y la del tesorero.

«La firma sí es la del alcalde, pero no aparece firmada por el tesorero y el resto del lleno de la documentación no corresponde al puño y letra del alcalde. Y segundo, el título fue llenado el 4 de abril de 2016 y la chequera la entregaron el 19 de mayo de 2016. Es decir, en el tiempo era imposible entregar una chequera que no se tenía», sostuvo Narváez.

El alcalde debe esperar ahora si la Fiscalía radica una acusación en su contra. Como es previsible que eso ocurra y que él se declare inocente, lo más seguro es que enfrente un juicio oral para que la parte acusadora y el acusado presenten sus pruebas.

Al término de esta diligencia, el juez decidirá si absuelve o condena al mandatario, quien, por no estar preso, puede regresar a su cargo.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí