Víctimas, excombatientes y políticos se acercan a la Comisión de la Verdad

282
El padre Francisco De Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, y Rumalda Paternina, presidenta de la Red de Víctimas Tejedoras de la Memoria.

La Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, que opera en Sucre desde hace 6 meses, ha recibido los testimonios de 200 víctimas del conflicto armado.

Así lo informó Eduardo Porras, coordinador en Sucre de esa institución creada por el Acuerdo de Paz de La Habana.

Lo hizo en presencia del padre Francisco De Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, quien estuvo en Sincelejo en una conversatorio con periodistas.

Porras indicó que los miembros de la Comisión esperan finalizar este año con 640 testimonios recogidos de quienes voluntariamente, como lo establece el Acuerdo, los han entregado.

Acercamientos

Los otros testimonios que están cerca de ser escuchados son los de excombatientes de las Farc, que ya han sido visitados.

Porras sostuvo que esos acercamientos han ocurrido en zonas como Pondores y Tierra Grata.

También hay políticos «representativos» y exfuncionarios con intenciones de contar su verdad.

«Hay un sector de los empresarios con los que hay aproximaciones, así como de ganaderos y latifundistas afectados por secuestro, extorsión y amenazas», precisó.

Para recolectar estos testimonios, la Comisión ha trazado líneas temáticas como el despojo de tierras.

Contra la mentira

El sacerdote De Roux aclaró que la Comisión no está en contra de nadie, sino de la mentira, de «silencios cómplices» y del miedo.

El presidente calificó la tarea de la Comisión, cuyo mandato durará tres años, como una misión imposible, pero aceptó el reto y fue sincero al decir que este será el abrir el camino para que se sepa la verdad de lo que ocurrió en el conflicto armado.

«La Comisión de la Verdad está detrás de la verdad histórica, humana y ética», puntualizó.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí