Pacientes con hemofilia se oponen a que los cambien de IPS

245
Deivis Otero y Onelia Cortés.

Usuarios de la EPS Comfacor y Caprecom que migraron hacia Mutual Ser por decisión de la Supersalud se oponen a que los cambien de la IPS en la que son tratados por padecer hemofilia.

Los pacientes aseguran que son atendidos de manera integral y desde hace más de 8 años en la IPS Más Vida de la Costa en Sincelejo.

Pero desde que los cambiaron a Mutual Ser, en el régimen subsidiado, les asignaron la IPS Fundovida, también en la capital sucreña, que, según ellos, no es apta para atender a quienes padecen hemofilia.

Onelia Cortés Guerrero, madre de un joven de 17 años, que inició el tratamiento por hemofilia desde los 9 años, manifestó que teme que el cambio genere retrocesos en la salud de su hijo.

Ellos residen la vereda Buenaventura, del municipio de San Onofre, y piden a Mutual Ser que escuche su caso.

“Él no caminaba y es un milagro de Dios porque tenía que traerlo cargado en los taxis y en moto. Me lo quitaban y lo ponían como un bulto que me atravesaba las piernas”.

Esa realidad, según la madre, ha cambiado al punto de que su hijo se vale por sí solo, mejoría que atribuye a una atención adecuada en la IPS.

“(el cambio) no va a ser lo mismo. Él dice que no va (para la otra IPS). Va los lunes, miércoles y viernes. Tiene psicóloga, le hacen terapia y le ponen el factor”.

Ese factor es el 8, una proteína que permite la coagulación en la sangre y evita un desangre si hay heridas.

Otro caso  

La misma historia vive Luis Roberto Corena Blanquiceth, quien reside en el corregimiento de Caracol (Toluviejo).

Corena aseguró que el cambio de IPS no ha sido consultado con ellos y lo consideró “una falta de respeto”.

Ninguno de los pacientes de Más Vida está asignado a esa IPS. El cambio se produjo hace cinco meses, pero los atienden porque ellos se niegan a cambiarse.

El otro caso es el de Deivis Otero Mendoza, quien cursa último semestre de Derecho, y siente avances en su estado de salud.

“Es un tratamiento impecable, la historia clínica habla por sí sola. No hemos tenido inconvenientes a causa de la patología”.

Los afectados instauraron una tutela y luego un incidente de desacato para que les garanticen el derecho a la salud en condiciones dignas.

Otero aseguró que se habían dirigido al juzgado para averiguar por el proceso y los trataron de forma inhumana, por lo que denunciarán lo ocurrido ante el Consejo Seccional de la Judicatura.

¿Qué pasará?

La IPS Fundovida, que funciona en la calle 7 de Agosto, respondió a este medio que en Sincelejo no hay ningún empleado autorizado para hablar al respecto y que gestionarán un pronunciamiento oficial para el jueves 3 de octubre.

sucrenoticias.com acudió a Mutual Ser para buscar una respuesta de la gerencia, pero las oficinas estaban cerradas al público a las 3:30 de la tarde de este martes.

Y en la línea telefónica hay fallas con la opción 5 y 0, para comunicarse con gerencia y la operadora, respectivamente.

La única esperanza de los pacientes es, por ahora, que el juzgado falle en favor de ellos.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí