Los costosos apartamentos en Miami que la justicia les incautó a los sincelejanos Nule

356
Este es Dade, el condado de Miami en donde tenían apartamentos los Nule. Foto: commons.wikimedia.org

Dade es un condado (territorio) de Miami (Estados Unidos) famoso por salir en series de televisión como CSI. Es, a todas luces, un lugar exclusivo para vivir.

Y fue ahí donde los sincelejanos Miguel Eduardo y Manuel Francisco y su primo, el barranquillero Guido Alberto Nule Marino, compraron dos lujosos apartamentos avaluados juntos en $6 mil millones de pesos.

Bienes que hasta hoy fueron de ellos porque la justicia se los incautó por haber sido adquiridos con dineros públicos de los que presuntamente se apropiaron.

Los recursos provinieron del multimillonario desfalco a cuentas para obras civiles en Bogotá, conocido como el Carrusel de la contratación.

Por eso el Juzgado Primero Especializado de Bogotá avaló la incautación efectuada por la Fiscalía a estos bienes, que pasarán a extinción de dominio, según informó el mismo ente investigador.

Los apartamentos

La Fiscalía detalló así cada inmueble:

Un apartamento con estacionamiento y garaje ubicado en el condado de Miami-Dade en el estado de Florida de Estados Unidos, que tendría un valor de un USD 1’000.000 (un millón de dólares), cuya propiedad formal se encuentra a nombre de Rina Cecilia Mendoza, quien sería la cónyuge de Miguel Eduardo Nule.

Un apartamento con estacionamiento y garaje ubicado en el Country Club Drive en el condado de Miami-Dade en el estado de Florida de Estados Unidos, valorado en USD 1’000.000 (un millón de dólares), de propiedad de los esposos Guido Alberto Nule y Adriana Mancini Posada.

El juez consideró que los más probable es que esos apartamentos habían sido adquiridos con plata del erario de los bogotanos y que por eso era viable incautarlos e iniciar su extinción de dominio.

“El proceso de extinción de dominio cuenta con elementos de juicio para establecer con probabilidad que los miembros de la familia Nule ejecutaron actividades ilícitas y que al parecer se apropiaron de recursos públicos que les permitieron adquirir bienes que por lo tanto tienen un origen ilícito, o que representan un valor equivalente a bienes producto directo o indirecto de esa actividad ilícita”, señala la decisión.

De izquierda a derecha: Los hermanos Miguel y Manuel, su primo Guido y Mauricio Galofre.

Las medidas en contra de los bienes iniciaron después de que los hermanos Miguel Eduardo Nule Velilla, Manuel Francisco Nule Velilla, su primo Guido Alberto Nule Marino y su cuñado Mauricio Galofre Amín fueran condenados a 19 años y cinco meses de cárcel por el delito de peculado por apropiación; y, en otro caso, a 8 años y 6 meses de cárcel por los delitos de concierto para delinquir, cohecho por dar u ofrecer, falsedad en documento privado y fraude procesal.

Otro sucreño que quedará sin bienes

Otro sucreño que se lucró de los dineros para la contratación de obras civiles en Bogotá es Inocencio Meléndez, oriundo de San Onofre y abogado, quien fue subdirector del Instituto de Desarrollo Urbano de Bogotá (IDU).

Él está condenado a 7 años y 6 meses de cárcel por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, prevaricato por acción y prevaricato por omisión.

La Fiscalía demostró que había logrado un abultado patrimonio con los dineros que recibió ilegalmente de contratistas e intermediarios interesados en proyectos viales en Bogotá.

Por eso, el ente investigador se incautó de dos apartamentos con garaje y depósitos en el sector La Calleja, en el norte de Bogotá, de propiedad de Meléndez.

También quedaron en manos de la justicia una volqueta y una casa en el municipio de San Onofre. El avalúo de todos estos bienes está en alrededor de $2 mil 604 millones.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí