La versión de la Policía en Sucre sobre el menor y las empanadas

900
Foto: Policía Nacional.

El teniente coronel Marino Solano, subcomandante de la Policía en Sucre, se refirió este miércoles al caso del menor de 14 años multado en Sincelejo por preguntarle a un agente si le gustaban las empanadas.

El oficial explicó que el caso había iniciado cuando una patrulla atendía un procedimiento afuera de un gimnasio.

«El policía verifica unos antecedentes, ubica al dueño del vehículo dentro del establecimiento, y cuando está en el procedimiento hay un menor que se acerca aludiendo unas empanadas, a atosigar el procedimiento y ridiculizarlo», detalló.

Solano señaló que el uniformado había llamado a la madre del menor e hizo un comparendo por «irrespeto a la autoridad», que terminó firmando la mujer.

Ese caso ocurrió a las 8:15 de la noche del lunes. La multa es tipo 2, por $220.832.

Teniente coronel Marino Solano, subcomandante de la Policía en Sucre.

«El llamado a respetar la actividad de los funcionarios de Policía, los funcionarios están en cumplimiento de su deber, un mandato legal. Salen a la calle a atender todos los requerimientos. Todo procedimiento viene motivado por un requerimiento ciudadano o situación. La invitación es a que entiendan que el funcionario lo que quiere es dirimir conflictos», acotó.

La madre del menor aseguró que el procedimiento había sido exagerado y que por eso pedirá la revisión del caso.

El comparendo impuesto puede ser cambiado por trabajos pedagógicos. El coronel insistió en que un comparendo no es una orden de pago, sino una orden de presentación ante un inspector de Policía.

«Para que se aclare la situación que se presentó y el encargado de dirimir el conflicto es el inspector», aclaró.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí