(Contenido facilitado por www.diocesisdesincelejo.org)

Palabra del día

29 de septiembre

Fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

Color blanco

Primera lectura

Lectura de la profecía de Daniel (7,9-10.13-14):

Durante la visión, vi que colocaban unos tronos, y un anciano se sentó; su vestido era blanco como nieve, su cabellera como lana limpísima; su trono, llamas de fuego; sus ruedas, llamaradas. Un río impetuoso de fuego brotaba delante de él. Miles y miles le servían, millones estaban a sus órdenes. Comenzó la sesión y se abrieron los libros. Mientras miraba, en la visión nocturna vi venir en las nubes del cielo como un hijo de hombre, que se acercó al anciano y se presentó ante él. Le dieron poder real y dominio; todos los pueblos, naciones y lenguas lo respetarán. Su dominio es eterno y no pasa, su reino no tendrá fin.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 137,1-2a.2b-3.4-5.7c-8

R/. Delante de los ángeles tañeré para ti, Señor

Te doy gracias, Señor, de todo corazón;
delante de los ángeles tañeré para ti,
me postraré hacia tu santuario. R/.

Daré gracias a tu nombre:
por tu misericordia y tu lealtad,
porque tu promesa supera a tu fama;
cuando te invoqué, me escuchaste,
acreciste el valor en mi alma. R/.

Que te den gracias, Señor, los reyes de la tierra,
al escuchar el oráculo de tu boca;
canten los caminos del Señor,
porque la gloria del Señor es grande. R/.

Evangelio de hoy

Lectura del santo evangelio según san Juan (1,47-51):

En aquel tiempo, vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: «Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.»
Natanael le contesta: «¿De qué me conoces?»
Jesús le responde: «Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.»
Natanael respondió: «Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.»
Jesús le contestó: «¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores.» Y le añadió: «Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.»

Palabra del Señor


Reflexión de la Palabra

29 de septiembre.
Fiesta de los santos arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael.
Sus nombres hebreos contienen el nombre universal de Dios (אֵל):
1. Miguel (מִיכָאֵל): «¿Quién como Dios?».
2. Gabriel (גַּבְרִיאֵל): «Fuerza de Dios».
3. Rafael (רָפָאֵל): «Medicina de Dios».
Explica el papa san Gregorio Magno que «el nombre de ángel designa la función, no el ser del que lo lleva». «Ángel» significa mensajero, por eso en la Biblia se llama ángeles tanto a criaturas celestes como a seres humanos, porque son «mensajeros» de Dios. El nombre «arcángel», por consiguiente, no establece «estratos» entre los ángeles del cielo (como los que hay en el mundo) sino que denota el grado de importancia que reviste el mensaje confiado a dichos mensajeros.
 
1. Primera lectura (Dn 7,9-10.13-14).
Daniel (דָּנִיאֵל: «Dios es mi juez») tiene una «visión»: ve el juicio histórico a los reinos «bestiales» (representados por bestias), que van a ser juzgados y reprobados para ser sustituidos por un reino «con rostro humano» (representado por una figura humana). Así como en el orden de la creación la humanidad recibió potestad para dominar «las bestias» (cf. Gn 1,26), así también en el curso de la historia esa misma humanidad recibe potestad para anular el poder asesino de los reinos anti-humanos y establecer reinos humanos (cf. Dan 7,26-27). El juez de esa historia es Dios, a cuyo servicio, en la ejecución de este designio, están innumerables ángeles.
Dios es representado como «un viejo de días», expresión que lo describe comparándolo al sabio experto que procede con prudencia y sensatez. Su vestidura «blanca como la nieve» y sus cabellos comparados con «lana lavada» simbolizan su gloria sin par. Su trono de «llamas fuego, con ruedas de fuego ardiente» y el «río de fuego que fluye delante de él» anuncian el carácter condenatorio del juicio contra esos reinos bestiales. La expresión «millares y miríadas» pertenece al lenguaje de la milicia: a los ejércitos de esos reinos se oponen las legiones de Dios.
La humanidad es representada con una figura corporativa, «como un Hijo de Hombre», opuesto a las «bestias» que representan los reinos inhumanos, lo cual lo hace exponente de un reino que procede de Dios y está asignado a «todas las naciones y lenguas», es universal. El Hijo de Hombre no va de parte de Dios a los hombres, sino que viene hacia Dios y participa de su realeza. Es el pueblo de los santos del Altísimo (representa al pueblo de Dios).
 
1. Primera lectura (Ap 12,7-12a).
Miguel representa el grito de la conciencia cristiana que se resiste a las pretensiones de los idólatras. La rebeldía de los cristianos frente al anhelo de endiosamiento que tiene el poder político se presenta como una batalla cósmica: «Miguel y sus ángeles» representan a los cristianos animados por el mensaje de Jesús; «el dragón y sus ángeles» representan el poder político del imperio divinizado y sus agentes ejecutores y propagandistas. Los cristianos desalojan del cielo al dragón, es decir, rechazan el carácter divino del poder político. El autor identifica a este dragón con «la Serpiente primordial que se llama Diablo y Satanás», cuya función es extraviar. Aquí hay una clara desacralización del poder y una superación del dualismo maniqueo. El dragón es solo una realidad terrestre cuyas pretensiones divinas han sido condenadas a la ruina por «Miguel y sus ángeles». Y entonces, en vez de la tiranía del poder opresor, llega el reinado liberador de Dios y de su Mesías; son ellos quienes han hecho posible la victoria contra el poder opresor y su mendaz propaganda que día y noche acusaba de impíos a los cristianos porque no adoraban ese poder imperial. La victoria está inspirada por «la sangre del Cordero» (el Espíritu Santo) y lograda «por el testimonio que pronunciaron» al renegar de sí mismos y cargar la cruz. Esta liberación interior es motivo de una alegría que desborda la historia y la tierra.
2. Evangelio (Jn 1,47-51).
Natanael (נְתַנְלֵ: «regalo de Dios») es visto por Jesús como un israelita intachable, sin falsedad, porque representa esa parte del pueblo que ha permanecido fiel a la elección divina (alusión a Os 9,11, griego: «como en breva en la higuera me fijé en sus padres»). Jesús lo confirma en esa elección y Natanael entusiasmado lo reconoce como maestro, Mesías y rey. Pero la obra de Jesús ya no se limitará a Israel («la higuera») como la de Moisés o David, sino que será a favor de la humanidad entera. Sus discípulos van a ser testigos del restablecimiento total y definitivo del acceso a Dios («verán el cielo abierto») y que el mensaje de Dios a la humanidad y la comunicación de ella con Dios («los ángeles de Dios») serán permanentes («subir y bajar») por mediación del Hombre-Dios («por el Hijo del Hombre»). «El Hijo del Hombre» se manifestará así en la cruz, donde realizará plenamente en su ser el proyecto inicial del Padre: el hombre-hijo (carne + Espíritu), que es capaz de amar hasta el extremo, como su Padre.
La fiesta de los arcángeles está enmarcada en el contexto de libertad interior (de la conciencia) que Dios quiere para su pueblo (Miguel). Esta libertad se expresa en términos de fidelidad a Dios como tal, no aceptando otros dioses junto a él, y de fidelidad a su designio, dando testimonio de su amor universal. También se enmarca en el ansia de integridad o restauración del designio de Dios sobre toda la humanidad (Rafael), la cual necesita ser «curada» de sus males individuales y colectivos (pecado personal y pecado del mundo). Finalmente, se enmarca en el misterio de la encarnación, por el mensaje de la buena noticia y la fe dada a la misma, que infunde en el ser humano la fuerza de Dios (Gabriel), el Espíritu Santo del Padre y del Hijo.
En la eucaristía Jesús confirma a sus discípulos en la fidelidad a ese amor, que los libera de esos males por la fe en el mensaje de la buena noticia y los salva por la comunión con su cuerpo, en el sacramento del pan de vida eterna.
Feliz fiesta.
Adalberto Sierra Severiche, Pbro. 
Vicario general de la Diócesis de Sincelejo
Párroco en Nuestra Señora del Perpetuo Socorro → Fan page 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí