La muerte del vigilante Ibáñez, el símbolo de las víctimas de los desórdenes tras los partidos

424
Uno de los vehículos involucrados en el choque que le costó la vida al joven vigilante. Foto de cortesía.

La muerte del joven vigilante Óscar David Ibáñez, de 21 años, se convirtió esta semana en el triste símbolo de las víctimas de conductores irresponsables que mezclan alcohol y gasolina.

El guarda de seguridad falleció este martes 26 de junio en una clínica de Sincelejo, después de que el domingo 24 de junio fuera embestido por un motociclista.

Ibáñez también conducía una motocicleta y portaba su uniforme de la empresa Vipers. La empresa lo había asignado a vigilar el Teatro Municipal de Sincelejo.

El hombre que lo atropelló omitió un pare y lo arrolló con fuerza, por lo que el vigilante sufrió golpes que ameritaron su traslado inmediato a un centro asistencial.

El domingo, como de costumbre, tomó el barrio Nuevo México, a eso de las 5:20, pero la irresponsabilidad del otro motociclista marcó el inicio de su agonía.

Una muerte que demuestra que los sincelejanos siguen expuestos a los accidentes de tránsito, en especial los causados por motociclistas que tras un triunfo de la Selección Colombia, se toman sin control las calles para demostrar su euforia con peligrosa velocidad e irrespeto a las normas de tránsito.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí