La Fiscalía imputa por concusión a los dos policías capturados

697
Los policías detenidos fueron presentados en audiencias este sábado.

Tras una larga narración de hechos con los que les imputó el delito de concusión, la Fiscalía reprochó el comportamiento de dos policías capturados este 19 de julio en Sincelejo.

Se trata de los patrulleros Meiser Eduardo Paez Díaz y Pablo de Jesús Solano Lozano, ambos próximos a los 31 años.

El fiscal consideró que habían actuado de manera «dolosa», «coordinada y consensuada», conscientes de que lo que hacían era ilegal.

Los hechos se remontan al 6 de septiembre de 2018, cuando un vigilante de Sincelejo fue informado por un allegado de que su moto estaba incautada porque resultó implicada en un atraco en la zona sur de Sincelejo.

Él intentó, durante unos 12 días, reclamar su vehículo, pero se encontró con que el agente Paez y su compañero, según la Fiscalía el patrullero Solano, le exigieron un millón de pesos por devolvérsela.

Con el pasar de los días, la cifra bajó a 700 mil, luego 500 mil y finalmente a 300 mil pesos. El día que los agentes lo iban a recibir lo citaron en el CAI La Gran Colombia, en Sincelejo, donde estaban adscritos.

Pero se negaron y lo citaron en la bomba de El Zumbao para advertirle: «Ojo con lo que haces.» Horas después se la entregaron en el CAI La Gran Colombia, no sin antes someterlo a una incisiva requisa y retenerle su arma de dotación.

El Gaula de la Policía ya sabía de lo que pasaba con el vigilante porque él lo había informado.

Aunque la moto se la entregaron el 18, solo hasta el 28 se decidió a denunciar y lo hizo porque a su moto le faltaban los retrovisores y los «escalapiés» traseros.

Libertad apelada

En cinco días, un juez del Circuito de Sincelejo definirá si la captura de Paez fue ilegal por los argumentos que expuso su defensa: que la identificación de su cliente está acreditada de manera parcial y no plena, y que la Fiscalía no justificó el motivo por el que pidió estas capturas a un juez de Barranquilla y no de Sincelejo.

En cuanto a la legalidad de la captura del patrullero Solano, su abogado no presentó recursos.

La Fiscalía explicó que había pedido la orden en Barranquilla para evitar filtraciones del caso si las capturas se daban en Sincelejo.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí