La crisis del Hospital Universitario se agrava tras 20 días de paro

273
Los empleados sufren el maltrato de sus empleadores, que ni siquiera los tienen afiliados a salud y pensión.
Angeles

Grupos de empleados sentados en la entrada del Hospital Universitario de Sincelejo se observan a diario desde el 7 de noviembre cuando empezó el paro de alrededor de 140 de ellos.

Los trabajadores reclaman el pago de más de dos años de salarios por parte del ente y de la cooperativa Recursos Activos.

surtigas 2

La mañana de este 27 de noviembre llamaron la atención de la ciudadanía sucreña porque la crisis tocó fondo como nunca.

Pasillos y salas como las de cuidados intensivos casi vacíos muestran cómo el principal centro asistencial de los sucreños está agonizando.

Luis Iguarán, médico intensivista, contó que desde mayo no recibe salario y que los insumos de la práctica diaria de farmacología y laboratorio son limitados.

«El jueves pasado, la parte administrativa decidió el cese de actividades porque se estaba trabajando mal con los pacientes. Estamos limitados en cuanto al servicio de imágenes, no tenemos tomógrafo porque está dañado», detalló.

El médico añadió que el Hospital no recibe pagos y que eso afecta a los empleados. Sobre cirugía, sostuvo que no están practicando las programadas, solo las de urgencia.

«La UCI es, básicamente, un manejo interdisciplinario. Ahora hay siete pacientes, algunos con remisión porque se necesitan estudios por fuera, cateterismos; como estamos en paro, en farmacia demoran para dar medicamentos», señaló.

Otro empleado, miembro del sindicato y quien pidió reserva de su identidad, indicó que están acudiendo a las «ías» para que sean los organismos de control e investigación del Estado los que metan mano a esta crisis.

«Estamos en total desacuerdo con esta administración que no tiene la parte humana y logística para sostener esta situación. Esto no tiene nombre, no hay palabras para decirlo, esto es maquiavélico», expresó.

Iris Fabra y Rosario Martínez, enfermeras del Hospital, contaron que les deben 25 meses y que están cocinando en leña porque no tienen para pagar sus recibos o ya se los cortaron.

«Hay auxiliares de enfermería, instrumentadoras, remisionistas, bacteriólogos, médicos. Fuimos a la Gobernación y nos dicen que no hay recursos para el Hospital Universitario. El director no da la cara, manda a personal a hablar con nosotros, pero queremos hablar con él», relató Fabra.

Cuánto debe y qué han hecho

El Hospital Universitario de Sincelejo tiene deudas por más de 40 mil millones de pesos, más de la mitad por salarios atrasados.

De las Cooperativas más incumplidas es Recursos Activos, que ni siquiera paga la seguridad social de sus empleados.

Esta crisis hace inevitable recordar que la promesa de campaña y de posesión del gobernador de Sucre fue saldar esta deuda en 6 meses, luego de su posesión el 1 de enero de 2016.

El mandatario también prometió una «asepsia» de las cooperativas que maltrataban a los trabajadores. Eso tampoco ha ocurrido.

El saliente gobierno de Juan Manuel Santos se fue sin ofrecer anunciadas soluciones y el entrante tampoco se ha interesado efectivamente en superar la crisis.

Paralelo a lo anterior, el Ministerio del Trabajo ha acompañado el proceso, pero parece no tener ‘dientes’ para sancionar a los empleadores por el riesgo en el que tienen a sus empleados.

Todo lo anterior hace pensar a los trabajadores en paro que la crisis del Hospital Universitario ya tocó fondo y que sus días están contados.

Los más afectados son los pacientes pobres, de zonas apartadas, que no tienen para afiliarse a un régimen contributivo y que ven su salud deteriorada por la negligencia del Estado.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí