El recorte a la estampilla pro Unisucre que hace carrera en la Asamblea

347
El diputado Carlos Carrascal es el encargado de sustentar el proyecto pro estampilla. Foto: Asamblea de Sucre.

Un recorte al porcentaje de recaudo de la estampilla pro Universidad de Sucre, que se aplica a la contratación pública local, hace carrera en la Asamblea desde este jueves 11 de octubre.

La corporación autorizó en segundo debate que a quienes contraten les descuenten solo el 1% del valor contratado, lo que reduce a la mitad este tributo con relación a la pasada estampilla.

El Congreso ya renovó la ley que permitía este cobro y que autoriza a la Asamblea a aprobar un impuesto de hasta el 2%.

La decisión de la Asamblea se da tiempos de plena crisis de la educación superior en el país, que motivó a los estudiantes a marchar este miércoles 10 de octubre.

La Gobernación calificó la aprobación como «un esfuerzo de la Asamblea, la Gobernación y la Universidad de Sucre, encaminado a beneficiar la calidad educativa del departamento».

Los desmiente

Consideración de la cual la Universidad de Sucre se apartó rápidamente, pues el rector Vicente Periñán Petro publicó horas después en la cuenta en Twitter de la rectoría una dura crítica a los diputados.

El recaudo de este impuesto será hasta de $50 mil millones, como lo ordena la renovada ley. Es decir, cuando el dinero que se les descuenta a quienes contratan y pagan la estampilla llegue a ese tope, dejarán de cobrarla.

Precisamente, desde abril pasado la Unisucre dejó de percibir recursos provenientes del cobro de la estampilla tercer milenio, porque la Gobernación suspendió el recaudo al superarse el tope del mismo.

El virtual y significativo recorte a la estampilla es previsible y conocido a nivel nacional. La senadora Ana María Castañeda sostuvo el miércoles 10 de octubre en el Congreso que a la Asamblea le faltaba voluntad porque había archivado el proyecto para emitir esta estampilla.

Ese mismo día se refirió al virtual porcentaje de esta: el 1%, y horas después celebró la decisión de la Asamblea de aprobarlo en segundo debate.

El debate en la Asamblea

El proyecto que autorizó solo el 1% fue sustentado por el diputado Carlos Carrascal Sierra, del partido Opción Ciudadana y miembro de la comisión de presupuesto.

Aunque el tope de cobro es legalmente hasta de $50 mil millones, el hecho de que la Asamblea haya rebajado al 1% el impuesto por estampilla quiere decir que llegar a ese tope será ahora más demorado porque antes el descuento era del 2%.

En consecuencia, poner nuevamente sobre el tapete del Congreso la renovación de la estampilla puede también llevar un tiempo largo. Por eso, la rebaja del porcentaje es, en últimas, un recorte a los recursos que puede recibir la universidad.

De hecho, en el debate donde la Asamblea aprobó esta rebaja porcentual, el diputado Carrascal aclaró que la corporación se había visto en la necesidad de fijar que cada año la Gobernación presente un informe de cobro de la estampilla para saber cuánto va recaudado.

«No se tiene determinado el tiempo en el que se van recaudar estos $50 mil millones. Puede ser en 2, 3, 4, 5, 10, 20 años, y, muchos de los que estamos aquí, de pronto no vamos a estar en esta corporación», sostuvo.

La discusión sobre el porcentaje

El diputado Máximo Calderón abrió el debate sobre la necesidad de aprobar el 2% y no el 1% para la tercer milenio.

Pero, para la mayoría de la Asamblea, el recorte del 1% a la estampilla pro Universidad de Sucre es justo porque, al decir de ellos, la carga tributaria para los contratistas de obras es muy alta y suma casi el 17% si se tienen en cuenta otras estampillas.

«Este es un porcentaje que fue presentado por la administración departamental y para poder modificarlo habría que concentarlo con la Secretaría de Hacienda», explicó el diputado Carrascal, quien advirtió de que se viene otra estampilla y es la de electrificación rural.

Jorge Mario Hernández, presidente de la Asamblea, consideró que hay un exceso de carga impositiva a los contratistas y que hay que responsable con ello.

«Hay que revisar otras estampillas. Nosotros no nos debemos quedar siempre en lo popular, sino en lo responsable. Creo que el 1% está bien», sostuvo.

Carrascal intervino nuevamente para responderle al diputado Calderón que su propuesta «loable» fuera conveniente si la modificación al porcentaje diera más recursos, pero que, sea como sea, permite recaudar solo $50 mil millones.

El diputado reconoció que la percepción de recursos para la Universidad es poca porque el número de contratos ejecutados en el departamento es bajo.

Todos los diputados, con excepción de Calderón, proponen que el impuesto por estampilla sea del 1%. El debate sobre este asunto continúa el martes 16 de octubre.

Si quieres ver el debate completo, dale reproducir el vínculo de abajo (a partir del 1:30).

Posted by Asamblea Departamental de Sucre on Thursday, October 11, 2018

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí