Editorial-17 de septiembre de 2018: Las Tablitas, una prueba de fuego

1914
Angeles

El gobernador Édgar Martínez Romero vive días difíciles. Los hechos hablan por sí solos y su mirada lo confirma.

Las declaraciones que dio a El Meridiano sobre Ana María Castañeda, en las que duda de sus capacidades intelectuales, lo tienen en el ojo del huracán.

surtigas 2

Ese es uno de los temas que le preocupan, pues también debe adjudicar el contrato de Las Tablitas-San Marcos, por 150 mil millones de pesos.

Es el contrato más importante de los últimos años en Sucre, por su impacto y por su costo. Tiene muchos ruidos y cuestionamientos a su alrededor.

Hasta los mismos proponentes han manifestado en sus intervenciones, que hay un «tufillo» de corrupción en torno a esta obra.

Si bien el caso de Ana María está latente y seguirá siendo una preocupación para él al hablar de forma tan desafortunada del papel de la mujer en la sociedad, el gobernador puede librarse de una preocupación más: la de Las Tablitas.

Que el contrato quede en manos de una empresa responsable y no en manos de un poderoso cacique, como dicen en los corrillos, es una prueba de fuego para el gobernador.

Está en juego el futuro de Sucre y progreso particular de dos subregiones: San Jorge y Mojana. Pero también la reputación de un gobernador que se hizo elegir como el azote de los corruptos.

Y ese talante es el que debe demostrar en Las Tablitas, alejar de cualquier jugada politiquera esa obra de envergadura, y gobernar.

Esperemos el 20 de septiembre a ver qué pasa.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí