Editorial-15 de agosto de 2018: La de Betulia, una elección cuestionada

233

Han pasado solo tres días desde que Julio Rafael Díaz Ortega fue elegido alcalde de Betulia y su triunfo es ya un tema regional muy cuestionado.

Después de que www.sucrenoticias.com publicara un editorial sobre las tachas de tradicionalismo y continuismo sobre Díaz, La Silla Vacía contó que esa elección es un triunfo del cacique político Yahir Acuña sobre Gustavo Petro.

El motivo es que Petro apoyó la candidatura de la ingeniera financiera Elida Ortega, hija de un fundador de la Anuc y quien aspiró por el Mais. De hecho, Petro estuvo en Betulia en vísperas de las elecciones atípicas y pidió al pueblo votar por Ortega. La votación de ella fue ínfima.

La relación de Julio Díaz Ortega con Yahir Acuña le viene por el exalcalde Régulo Puentes, quien fue elegido por Afrovides, el extinto movimiento de Acuña, para el período 2012-2015.

Régulo apoyó la candidatura de Díaz, como también la de Fernel Avilez Tovar, a quien Díaz reemplazó. Avilez fue elegido por el viejo PIN (Opción Ciudadana), cuya presidenta nacional fue Milene Jarava Díaz, esposa de Yahir.

El artículo de La Silla Vacía cuenta algo más. Que la elección de Díaz tuvo otro fuerte apoyo: el del representante a la Cámara por Sucre Salim Villamil Quessep, primo de Jacobo Quessep, alcalde de Sincelejo.

Como se puede ver, hubo muchos intereses políticos detrás la elección de este administrador de empresas de 66 años, quien recién electo, prometió «un buen gobierno» y solucionar problemas sensibles de la localidad, como el pésimo servicio de agua potable.

Toca esperar si la madeja de apoyos que parece haber dado con su elección lo dejará cumplir sus declarados buenos propósitos.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí