26 años de registro de notas de la Unisucre están en veremos

0
789
Universidad de Sucre.

La Universidad de Sucre intenta recuperar 26 años de registro de notas, desde 1982 hasta 2008, que están un disco duro dañado.

Así quedó en evidencia en un proceso judicial que impulsó una egresada de 2003 y quien asegura que por esta falla perdió una beca ofrecida por la Universidad de La Rioja (España).

Karina Jiménez, la egresada, contó que, después de interesarse en el ofrecimiento, había pedido a la universidad una constancia de sus notas de pregrado de licenciatura en básica primaria con énfasis en lengua castellana.

En vista de que el tiempo corría y no recibía la información, acudió a un derecho de petición y luego a una tutela.

En primera instancia, le fue desfavorable, pero en segunda la ganó y se encontró con la sorpresa de que el registro de notas está, temporalmente, inaccesible.

En este fallo de tutela, la Unisucre informa que no puede acceder a las notas por un daño en el disco que las contiene.

«Información que se encontraba alojada en el computador que contienen la información académica de los años 1982-2008-2, no está disponible o accesible porque el equipo de cómputo que aloja dicha información, (en el disco duro) ha presentado un daño o deterioro que hace imposible acceder a dicha información (sic)», respondió la Unisucre.

Por no presentar las notas en el tiempo requerido, Jiménez perdió la beca. Lo que ella no se explica es por qué algunas compañeras de pregrado accedieron a sus notas después solicitarlas.

«Una compañera de maestría tiene su certificado de notas, que fue expedido en septiembre de 2018 y esta situación de la universidad se devela en febrero de 2018. Entonces, me pregunto: ¿cómo expiden certificaciones, si no tienen archivo?».

Otra afectada

Ileana Cuello, otra egresada, del 2000 y también licenciada, resultó afectada por la falta de notas y no pudo acceder a la beca de La Rioja por el mismo motivo.

Junto con Jiménez, pidió a la universidad que la aceptara en una maestría que ofertada a través del Sistema de Universidades Estatales. Les permitieron iniciar la maestría en Educación, que dicta la Unicórdoba en salones de la Unisucre.

El problema parecía subsanado, pero después de un año de clases y de inversión de dinero con préstamos en entidades bancarias, la Unicórdoba les informó que no les valían el tiempo estudiado porque la Unisucre no había tramitado la inscripción de ambas.

«En particular, estaba contenta y emocionada con mis estudios de maestría; trasnochaba miércoles, jueves y viernes para estar bien en la clase y, de pronto, esta noticia. Me deprimí y ni el teléfono volví a ver nunca», sostuvo Jiménez.

Karina Jiménez (amarillo) e Ileana Cuello

Admite el error

Iván Núñez, vicerrector académico de la Unisucre, admitió a Caracol Radio que el archivo de notas de 26 años no está disponible por el momento.

«Estamos trabajando en recuperar esa información. Se hizo un clon de ese disco duro, se pudo rescatar esa información, mas no el programa motor que permitía mirarla. La información la tenemos, pero está en un lenguaje de máquina, encriptada», señaló.

El directivo explicó que han podido recuperar información de algunos programas y que, infortunadamente, en el caso de Karina y de Ileana, forman parte de un grupo que solicitó estos certificados y al que no le han podido solucionar nada.

«De ellas dos, la información está bastante complicada de recuperar y en los últimos días la ingeniera se ha dedicado, precisamente, a la información de ellas. Me dice que tiene la información en un 90 y pico por ciento. Le falta la nota de cuatro asignaturas», añadió.

Perdieron el tiempo

Sobre la pérdida del tiempo en la maestría en Educación que la Unicórdoba ofrecía en la Unisucre, Núñez sostuvo que responderá a las anunciadas demandas de ambas afectadas.

«Cuando se nos dio este hecho, ya hay una cohorte que va iniciando. Pretendimos que, como estaba apenas iniciando y dada esta situación sobreviniente, de unas características muy especiales, ellas ingresaran en él. Pero la reglamentación de la maestría no permite eso. Les podemos dar el cupo, pero debe ser para una siguiente cohorte», aclaró.

Es decir, las estudiantes deben iniciar de nuevo la maestría, y en cuanto a sus notas, esperar para que, «con suerte», como lo señaló el vicerrector, les recuperen las notas.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí