Vendedores denuncian que los desalojaron por la visita de una ministra

288
El Camellón Once de Noviembre estuvo sin ventas de comidas este domingo.
Angeles

Este domingo el Camellón Once de Noviembre y los alrededores de la Plaza Olaya Herrera de Sincelejo estuvieron despejados.

A la estatua de Antonio de la Torre y Miranda, que todas las noches es visitada por carros de perros calientes, pizzas y otras comidas rápidas, nadie la acompañó.

surtigas 2

Y quienes salían de misas de 5:00 y 6:00 de la tarde en la catedral no encontraron las legumbres y verduras porque tampoco hubo quién les vendiera. Mucho menos hubo jugos.

Una decena de vendedores estacionarios y ambulantes le aseguraron a sucrenoticias.com que el motivo había sido uno, y se los dieron a conocer entre el sábado y el domingo de forma contundente.

«Que necesitaban despejar el espacio público, que necesitaban encontrar este espacio limpio porque venía una ministra -no sé cuál de las ministras sería-, que teníamos que desalojar y nos echaron. En la tarde no vendimos, eso fue a las 4:00. Vino un agente de la Policía, que fue el que pronunció eso», aseguró uno de los vendedores, que no quiso identificarse por temor a represalias.

La ministra de la que habló el vendedor es Carmen Vásquez Camacho, la de Cultura, que, en efecto, estuvo en tierras sucreñas este fin de semana, pues visitó los cuadros vivos de Galeras.

De hecho, una fuente oficial le confirmó a sucrenoticias.com que la alta funcionaria había estado en Sincelejo para conocer edificaciones candidatas a la declaratoria de patrimonio.

Después de esta confirmación el alcalde dió a conocer la visita en sus redes sociales:

Para los desalojados, lo ocurrido fue una forma de ocultar la realidad de Sincelejo porque quisieron mostrar una imagen distinta.

«Me deja sin palabras, ¿qué puede decir uno? Acatar lo que ellos digan. Es obvio que quieren ocultar la necesidad del pueblo», añadió el vendedor.

Colegas de él, que tampoco quisieron identificarse por el mismo motivo, coincidieron en que la visita de la ministra había sido el motivo porque el Centro de Sincelejo estuvo este domingo sin ventas informales.

«Me dijeron que a las malas o a las buenas, que no podíamos estar aquí. Eso nos lo dijo un agente de la Policía, nos echaron a todos. Desde las 4:00 de la tarde, y esa hora es buenísima para las ventas. Le digo a la Alcaldía que nos dejen trabajar, eso es una persecución a los vendedores ambulantes», afirmó.

Y prosiguieron con la denuncia: «Estábamos 15, los mismos de siempre. Que venía una ministra de no sé qué, que para presentar la ciudad a la ministra. ¿La de Cultura es?», se preguntó, mirando a sus compañeros de ventas.

La Alcaldía lo niega

Luis Fernando Arroyo, secretario del Interior de Sincelejo, aseguró que él, como responsable del espacio público en la ciudad, no ha ordenado desalojar a nadie.

Luis Fernando Arroyo, secretario del Interior de Sincelejo.

«¿Quién dio esa orden? Los vendedores que siempre han estado allí, siguen en sus labores, mientras no haya reubicación. Los que lleguen nuevos a vender es imposible que se queden», informó.

El funcionario, quien aseguró haber estado en misa en la noche, contó que había visto todo normal, pese a que en el Camellón no había ventas ambulantes.

«Del lado de la fuente vi gente normal, tendría que verificar eso porque, para nada, prohibición no. Las prohibiciones son para los que quieren ingresar nuevos. Los que tienen un derecho adquirido, como dice la Corte Constitucional. Hacen sus actividades en orden», agregó.

El secretario pidió a los vendedores que si hay alguno de los encargados del espacio público que haya ordenado el desalojo, le muestren evidencias «porque no puede ser así», y que si alguien tuviera que ordenar un desalojo, él sería el indicado.

«Yo, que soy el secretario del Interior, lo haría», precisó.

sucrenoticias.com también observó este domingo un inusual retén de la Policía de Tránsito afuera de la catedral en horas en las que los feligreses utilizan los alrededores de la misma y parquean sus vehículos para participar de las misas. Lo instalaron antes de terminar la misa de 7:00 de la noche.

Este lunes festivo recorrimos de nuevo la zona que estuvo despejada y constatamos que los vendedores están nuevamente en sus puestos.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí