Los tropiezos del tanque La Pollita, la esperanza de agua para Sincelejo

877
En esta foto montada hace un año por el alcalde de Sincelejo en su cuenta personal de Twitter se observa el nuevo tanque, parecido a un edificio. Su construcción ha tenido tropiezos por malos diseños.

Se aproxima la llegada a tierras sucreñas de un nuevo presidente de la República y en Sincelejo los problemas por el suministro de agua potable siguen sin resolver, a pesar de las cuantiosas inversiones, que dieron pie en su momento para que el presidente Álvaro Uribe Vélez expresara que se había tomado en esta parte del país el vaso de agua más costoso.

Años después, el agua sigue siendo no solo costosa, sino escasa y el tan anunciado plan 90/24, que busca llevar agua potable al 90 por ciento de Sincelejo las 24 horas del día, sigue sin finiquitar porque las obras para ello han tenido tropiezos de todo tipo. Entre ellos, el de servidumbre de predios y hasta de malos diseños.

Sobre este último aspecto es que recaen las demoras en la construcción de un tanque de almacenamiento de 8 mil metros cúbicos de agua que es construido en La Pollita, zona norte de Sincelejo, desde hace años.

Su inversión inicial, sin incluir los aportes de Aguas de la Sabana (Adesa), operador especializado, fue de 19.364 millones de pesos.

Los aportes de Adesa fueron de $911.015.300 representados en preinversión, estudio, diseños y acompañamiento del proyecto desde el 18 de febrero de 2014, y ahora, ad portas de cumplirse 5 años, la imponente obra no ha sido terminada.

Esto ha generado muchas denuncias por parte de veedores ciudadanos, por las que el contralor delegado intersectorial de regalías de la Contraloría General de la República, Carlos Alberto Barragán Galindo, las acogió e inició investigaciones que arrojaron hallazgos administrativos con posibles faltas disciplinarias.

El motivo: la obra, pactada a 10 meses de ejecución, ya va por 62 y lo peor del caso es que, según la Contraloría, no fueron previstas todas las obras necesarias. Esa omisión condujo a retrasos y dilaciones.

“Las situaciones descritas obedecen a falta de planeación y deficiencia en los estudios previos que contemplaran todas las especificaciones técnicas y las necesidades básicas reales de la población a satisfacer con el acometimiento de las obras a desarrollar respecto del proyecto aprobado”, sentenció la Contraloría.

Otra perla

Para la ejecución de esta obra la administración pública modificó las condiciones de ejecución del contrato. El resultado fue riesgoso para la comunidad.

“La excavación para la construcción de zapatas ocasionó inestabilidad en el terreno provocando derrumbe de material del talud aledaño al tanque existente, por lo que el método empleado para la cimentación tuvo que ser descartado y realizar un estudio de suelo adicional, dando como resultado la necesidad de emplear caissons (cimentación semiprofunda) y no zapatas en la cimentación del tanque, situación que conllevó a la inclusión de mayores cantidades de obras de excavaciones, rellenos y la construcción de muros de contención y como ya se mencionó construcción de caissons”, reprochó la Contraloría en el informe de auditoría, conocido por sucrenoticias.com

¿Cuándo habrá agua permanente en Sincelejo o, por lo menos, buena parte del día? La respuesta solo la tienen los responsables de este proyecto.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí