“Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir”, decía Francisco de Quevedo. Esta es la frase ícono para Jacobo Quessep en campaña. Su programa de gobierno estuvo lleno de promesas irrealizables que en el momento de gobernar se da cuenta que no puede cumplir.  

Menciono esto porque han pasado 32 meses desde la posesión del alcalde y aún nos debe contar mucho. Lo primero que debe decirse es que los informes de rendición de cuentas presentados hasta ahora no son más que un relato de hechos de Gobierno y no un comparativo con las metas del plan de desarrollo. Esto es como si fuéramos al mercado con una lista, y termináramos diciéndole a la mamá cualquier cosa, menos sobre la lista. Alcalde: ¿para cuándo tendremos un informe de rendición de cuentas que mida el cumplimiento real de metas? 

Ahora bien, vayamos a los sucesos recientes. Hablemos de vías y parques y escenarios deportivos. Sobre el primero, hay que abonarle la construcción del par vial de San Carlos, un compromiso del Plan de Desarrollo. Además, existe un programa denominado “100 calles por Sincelejo”. La administración pretende que el 90% del municipio esté pavimentado, cuando en 2016, era de 76%. ¿Se logrará? 

En cuanto a parques y escenarios deportivos, en 2016, Sincelejo contaba con 33 (más 14 de zona rural) escenarios deportivos, y solo 7 tenían condiciones “razonables”. Permítanme reiterar lo que dice el Plan de Desarrollo sobre infraestructura deportiva y recreativa: i) construir un centro para la práctica de deportes de contacto y pesas; ii) un centro deportivo de fútbol; iii) 4 gimnasios biosaludables; iv) 5 parques recreativos (Los Libertadores; Regional Eco-turístico Sierra Flor; del Sur: Arroyo Caimán; Tacaloa y Lineal Ronda de Arroyos) y el mejoramiento de 20 más; entre otros. Valoren ustedes lo que ha avanzado hasta ahora. 

De hecho, parte de la financiación de estas obras vienen de las regalías que le pertenecen al municipio. ¿Cómo no? Somos la capital de la región Caribe que más recibe regalías, después de Riohacha. Pero, imaginemos por un momento que se lograra realizar todo lo mencionado anteriormente. De conseguirse, el alcalde no alcanzaría a cumplir ni el 10% de lo contenido en el Plan de Desarrollo -y estoy sobredimensionando la cifra-. 

Estamos mirando tan solo un árbol de todo el bosque. Nos están dando gato por liebre. Les recuerdo que entre 2016 y 2019, el municipio cuenta con 2,3 billones de pesos (Plan de Desarrollo). ¿Ustedes alcanzan a ver esta inversión? 

El alcalde está armando tan solo una cortina de humo, y preparando a su equipo para apoyar a su sucesor en las elecciones 2019. Eso no es un secreto. Su estrategia es crear una sensación de cumplimiento, mientras que aún le falta mucho por cumplirle a Sincelejo.  

Veamos parte de sus promesas. En su programa de gobierno nos dijo que 10 mil viviendas iban a ser nuevas o mejoradas. Y sí, yo también me sorprendí: 10 mil. Como esto era una promesa irrealizable, el alcalde bajó la meta a 1208 viviendas nuevas y mejorar otras 380- (Plan de Desarrollo). Según el informe de 2017, se entregaron 283 en el caso urbano y 39 en zona rural -no hay ninguna mención sobre 2016-. En otras palabras, con esta información, solo ha cumplido con el 25% ¿Si ven la importancia que rinda cuentas con las metas de plan de desarrollo? 

Además, nos prometió en un debate de campaña, un parque temático -en sus palabras el más grande de Suramérica-; un complejo hotelero y un teleférico de Sincelejo a Coveñas que nos lleve en un trayecto de 20 minutos. Les recomiendo ver el fragmento del video aquí. Por supuesto, nada de esto es una realidad. 

Lo que más me llama la atención es que nos habló de establecer megaproyectos de impacto regional, un tren de cercanías, un puerto seco, el terminal de transporte -no ha podido lograrlo aún en 32 meses de Gobierno-, la zona Franca -cuando la empresa privada ya lo había hecho en 2015-, el área metropolitana de Sincelejo, entre otros. 

En resumen, mientras que el Alcalde insiste en su modelo -viejo y de poco impacto- para Sincelejo y en su cortina de humo, otras ciudades del Caribe han enfocado su desarrollo apostándole a los proyectos estratégicos que mejoren la calidad de vida de sus habitantes y reduzcan los niveles de pobreza. Alcalde, le recuerdo que, según el DANE, casi 1 de cada 3 sincelejanos viven en la pobreza. Necesitamos un modelo de desarrollo sostenible con un sector público innovador que fomente la generación de ingresos, un creciente sector privado y una ciudadanía empoderada.  

La pregunta que debemos hacernos cada uno de los sincelejanos es: ¿vamos a conformarnos con esto? ¿O alzaremos la voz para impedir que esta historia se siga repitiendo?

 

Mario Ruiz Soto

Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales

Twitter @marioruizsoto 

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí