La familia de Eudaldo Díaz se considera «revictimizada» si Arana es aceptado en la JEP

379
Salvador Arana Sucre. Foto: Radio 1040AM.

El lío de competencia entre la Corte Suprema y la JEP por el caso del exgobernador sucreño Salvador Arana Sus ha revivido el temor de la familia del asesinado alcalde de El Roble.


Por la desaparición y asesinato de este último, Arana fue condenado a 40 años de cárcel, la JEP lo aceptó para juzgarle y la Corte Suprema rechazó esa decisión por considerar que se trata de un paramilitar que incursionó en la política.

La JEP lo aceptó como servidor público no miembro de la fuerza pública, pero la Corte asegura que se trata de un «paramilitar puro» y no de un político que luego se volvió paramilitar.

La familia Díaz manifestó a este medio que es un acto de «revictimización» que Arana sea juzgado por el tribunal de paz.

«Quien desde el asesinato de Eudaldo Díaz se dedicó a revictimizarnos, a la persecución jurídica y contra nuestras vidas, lo que nos obligó a varios familiares a irnos al exilio», sostuvo la familia.

Para los Díaz, es «una injusticia de la justicia» porque Arana, de acuerdo con los dolientes, ha estado detrás de las amenazas y planes de atentados contra la familia, de acuerdo con declaraciones de testigos ante la Fiscalía, afirmaron.

«Además, luego de que se conociera el fallo condenatorio, siguió negando ser el responsable del crimen y de tener vínculos con el paramilitarismo, y nos demandó a los familiares diciendo que la justicia había sido manipulada por nosotros los familiares y que se cometía una injusticia porque él era inocente. Todavía nos investigan por supuesta manipulación de testigos, gracias a Salvador Arana, que ha demostrado ser un mentiroso. Incluso ahora, que fue aceptado por la JEP, manifiesta que no tiene dinero para reparar a sus víctimas, cuando es de conocimiento público que es un hombre rico», añade la familia.

El conflicto de competencia está en la Corte Constitucional, adonde lo envío la Corte Suprema y la familia del asesinado mandatario pide a la primera que no permita que Arana utilice la JEP como trampolín para su libertad.

«Burlándose de nuestro dolor y utilizando a esta juridiscción para revictimizarnos. Salvador Arana libre es un peligro para nosotros. Si preso nos ha hecho tanto daño, imagínense lo que nos haría en libertad», precisan.

En el proceso por este crimen han sido asesinados, según datos de la familia Díaz, 18 testigos y ha habido atentados contra el médico Juan David Díaz, hijo del inmolado alcalde.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí