Aris Ramírez pierde su investidura como concejal de Sincelejo por una inhabilidad

822
El concejal Aris Ramírez Junieles (foto recuadro).

El Consejo de Estado decretó este jueves 14 de junio la pérdida de investidura de Aris Ramírez Junieles como concejal de Sincelejo, al confirmar un fallo del Tribunal Administrativo de Sucre.

La decisión que deja por fuera de la corporación al político se da porque este se inscribió como candidato al Concejo por el grupo significativo Movida por Sincelejo y resultó electo para el período 2016-2019, pese a que meses antes había contratado con la Gobernación de Sucre.

Se trató de la prestación de servicios de una brigada médica mediante la firma Salud Drogas y Suministros SAS, por un valor de $8 millones y a ejecutarse en el colegio del corregimiento La Peñata, de Sincelejo.

Jiménez era, para la época del contrato, el representante legal de esa firma. El contrato inició el 29 de abril de 2015 y terminó el 13 de mayo de ese mismo año, es decir, dentro del último año anterior a las elecciones, que fueron el 25 de octubre.

Esa situación, que fue denunciada por el ciudadano Miguel Medina Alandete, está prohibida por la Ley 617 del 2000, así: «Artículo 43. Inhabilidades. No podrá ser inscrito como candidato ni elegido concejal municipal o distrital:

3. Quien dentro del año anterior a la elección haya intervenido en la gestión de negocios ante entidades públicas del nivel municipal o distrital o en la celebración de contratos con entidades públicas de cualquier nivel en interés propio o de terceros, siempre que los contratos deban ejecutarse o cumplirse en el respectivo municipio o distrito. Así mismo, quien dentro del año anterior haya sido representante legal de entidades que administren tributos, tasas o contribuciones, o de las entidades que presten servicios públicos domiciliarios o de seguridad social en el régimen subsidiado en el respectivo municipio o distrito. 

Salud Drogas y Suministros SAS está hoy en liquidación y como representantes legales aparecen un hermano del concejal, identificado como Stiven Ramírez Junieles, y Genila Marina Junieles Lastre, según consta en el Registro Único Empresarial (Rues).

Esa entidad ha tenido 12 sedes, ocho de ellas en el departamento de Sucre y el resto en Córdoba. La actividad económica por la que se constituyó el 9 de agosto del 2012 es la 4645 (comercio al por mayor de productos farmacéuticos, medicinales, cosméticos y de tocador).

El fallo de 74 páginas que aparta del Concejo a Ramírez señala que la Procuraduría estuvo de acuerdo con la pérdida de investidura porque el concejal contrató en el período inhabilitante.

También se lee que como defensa, Ramírez, a través se su abogado, cuestionó la autenticidad de certificaciones de la Registraduría de Sincelejo con relación a su elección como concejal, más no controvirtió la copia del contrato que suscribió con la Gobernación.

Lea aquí el fallo completo.

Sobre Stiven Ramírez Junieles, actual gerente de la SAS, se conoció en el fallo que este había resultado electo como tal unos meses antes de que fuera presentada la demanda de pérdida de investidura, y que el acta de su elección fue inscrita el 22 de septiembre de 2016 en la Cámara de Comercio de Sincelejo.

Sabía que no podía y se inscribió

«(…) los hechos descritos anteriormente en modo alguno permiten indicar que el demandado actuó con la diligencia debida pues está establecido en este proceso que no obstante su deber de conocer los requisitos y calidades con los que debe contar un candidato para ser elegido concejal municipal, así como las inhabilidades que le impiden serlo, (…) procedió a inscribirse para tales comicios habiendo firmado un contrato con la Gobernación de Sucre», resolvió el Consejo de Estado.

El alto tribunal envió una copia de esta sentencia al Concejo de Sincelejo y a las demás partes para que el concejal abandone sus funciones.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí