Editorial-9 de agosto de 2018: Mejor precaver que remediar

192

El Ideam ha emitido la alerta roja por las fuertes lluvias acompañadas de vientos que se prevén sobre la Mojana y el San Jorge. La advertencia está vigente durante todo agosto.

El vendaval de las últimas horas en estas subregiones es una muestra de lo dañino que puede ser un fenómeno natural cuando no se está preparado para ello.

Más de 100 casas destechadas en Caimito y San Benito Abad confirman lo anterior y lo recomendable es que tanto autoridades como ciudadanía en general estén atentas a los riesgos que puede haber en sus casas, con el fin de evitarlos.

La cultura de la prevención parte del Gobierno, que debe instruir a sus ciudadanos sobre las recomendaciones para salir ilesos y sin el bolsillo lastimado por este temporal.

La Oficina de Gestión del Riesgo en Sucre está gestionando las ayudas para los damnificados, pero es conveniente que apoye estas labores de un componente de prevención lo más pedagógico posible para que los sucreños aprendan a cuidarse.

Nos corresponde, pues, mirar si nuestras casas están preparadas para afrontar la furia de los vientos y de las lluvias.

Que el vendaval haya causado más daños en la zona rural que en la urbana de San Benito Abad y Caimito muestra que en el campo hay muchas viviendas de regular resistencia y calidad frente a este tipo de fenómenos.

Esperemos que la política de vivienda rural siga siendo una de las implementadas por el nuevo Gobierno nacional, para darles a nuestros campesinos viviendas dignas y proporcionales al arduo trabajo que ejercen desde las verdes praderas de Sucre y el país.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí