Editorial-3 de octubre de 2018: No más maltrato y menos contra la mujer

1276

El caso de la niña asesinada e incinerada en Fundación (Magdalena) es escalofriante y muestra el maltrato que sufre el género femenino.

El que ocurrió en Sucre igual de cruel, aunque la víctima, por suerte, sobrevivió. Es el de una mujer que fue macheteada por su esposo y sufrió, entre otras, una herida profunda y salvaje en la mano derecha.

Son casos lamentables, que nos muestran como una raza evidentemente animal, sin raciocinio.

Las campañas que buscan frenar el maltrato contra la mujer parecen no calar del todo en la sociedad; los conflictos y diferencias siguen prescindiendo del diálogo.

¿Qué hacer para generar la conciencia necesaria? ¿Es justo replantearnos permanentemente sobre las estrategias para proteger a la mujer, que no es ningún sexo débil hablando de su capacidad y habilidad frente al hombre, es igual. Pero no igualmente protegida como el hombre. La mujer es débil porque no goza de garantías para desarrollarse y los hechos lo demuestran.

Todo el aparato estatal al que le concierne directamente la protección a la mujer debe actuar. Que las acciones no se queden en las redes sociales con etiquetas tan rayadas y poco trascendentes en la práctica como «NiUnaMenos» o «NiUnaMás». Necesitamos hechos que se traduzcan en garantías de protección a la mujer.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí