Cambimba y los frutos de la restitución de tierras

410
Dos campesinos muestran orgullosos el cacao que producen. Foto: Restitución de

El emblemático predio Pertenencia, ejemplo de restitución en el departamento de Sucre, fue escenario de una exposición de frutos producidos por los campesinos que regresaron a esa zona del corregimiento Cambimba, en Morroa.

Cacao, ñame, maracuyá, bocachi o bocashi, y prácticas de ganadería formaron parte de esta feria en la que los espectadores fueron unos 100 miembros de asociaciones, beneficiarios de restitución, habitantes de la zona, funcionarios de la ONU para la alimentación, Restitución de Tierras y el Sena.

“Como campesinos productores y emprendedores nos sentimos orgullosos de lo que hemos logrado. Hacemos esta feria para mostrar que nuestros proyectos productivos apuntan al cuidado del medio ambiente y, por ende, a la sostenibilidad de nuestro campo”, afirmó Orlando Ruiz, campesino restituido y presidente de Apacambi.

Uno de los proyectos piloto que llama la atención es el de cacao, en el que 13 familias de la zona sembraron una hectárea de este árbol.

“En el departamento de Sucre, este es el segundo jardín de cacao que establece Agrosavia y con el cual se busca que las especies cultivadas sean distribuidas o replicadas en otras zonas aptas para su cultivo”, afirmó Dina Montalvo Puente, directora de Restitución de Tierras en Córdoba.

Estas experiencias forman parte de la estrategia denominada «Redes locales de integración productiva», que es posible gracias aun convenio de la FAO, la Unidad de Restitución de Tierras y la Embajada de Suecia.

Shirley Ruiz, beneficiaria de restitución, indicó que en el nodo ambiental o sostenible están compartiendo lo que han aprendido para el cuidado de los cultivos.

“Por ejemplo, a transformar la balsamina como repelente natural de insectos y a utilizarla en los cultivos sin causarles efectos secundarios. Así mismo, aprendimos las bondades del bocachi o bocashi, como abono con microorganismos de montaña sólidos que le proporcionan vitaminas a las plantas”, explicó.

Robinson Salas, también restituido de Cambimba, enfatizó en la producción sostenible: “Las redes hídricas productivas son importantes en nuestros proyectos porque van a garantizar el agua para los cultivos. Por eso, contamos con cuatro jagüeyes que producen alrededor de 120.000 centímetros cúbicos de agua”.

Como uno de los nodos más reconocidos por su impacto se encuentra el de Pasiflora, impulsado por las Mujeres Empoderadas y Productivas de Cambimba, quienes en una hectárea de tierra cultivaron mil semillas de maracuyá.

“Para la Unidad de Restitución de Tierras es muy importante el rol de la mujer en los proyectos productivos y en los avances de los procesos de restitución. Nuestras beneficiarias de Cambimba han sido ejemplo nacional e internacional por su empuje y dedicación; ellas, actualmente, recogen de su cultivo 70 kilos semanales y se calcula que para finales de diciembre puedan cosechar 2.5 toneladas de maracuyá”, aseguró Andrés Castro Forero, director general de la URT.

La Feria de la Sostenibilidad, como fue denominada esta actividad, culminó con actividades lúdicas y de integración que permitieron fortalecer las relaciones entre los miembros de las asociaciones y la comunidad de Cambimba.

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Ingresa tu comentario
Por favor, ingrese su nombre aquí